Biodiversidad, aliada de nuevos negocios en el país

  • 11/8/2016
  • Biodiversidad Biotecnología

Pese a que Colombia tiene más de treinta años de experiencia en investigación de biotecnologías con potencial para su aprovechamiento tanto en el mercado nacional como en el exterior, aún es un sector en construcción que busca una mayor participación.


Y en este esfuerzo por ser más visible y para que se entienda la importancia de su desarrollo en el país, entidades como Biointropic (organizador de Bionovo, la primera feria de ese sector que se realizó en días pasados) cumplen un papel relevante, ayudando a la aceleración de negocios relacionados con la biotecnología.


Este término se define como la manera de aprovechar la biodiversidad (siendo Colombia el segundo país del mundo en esa materia), los recursos naturales o los desechos agrícolas, pecuarios y avícolas para incorporarles investigación y desarrollo y finalmente generar bioproductos o biosoluciones que impacten diferentes sectores industriales.


Esta es un área donde también hay componentes muy fuertes de innovación y diferenciación, que se constituyen en buenas oportunidades para que se generen nuevas empresas, más empleos y negocios.


De acuerdo con Claudia Marcela Betancur, directora ejecutiva de Biointropic, algunos ejemplos de innovaciones de la biotecnología están presentes en sectores como el agro.
Por ejemplo, en las cadenas agrícolas, la biotecnología impacta en el caso de nuevas variedades. Incluso aportan a que sean más resistentes a las plagas y las enfermedades, o sirven para realizar una sustitución en cuanto a agroquímicos y aprovechar el desarrollo de biofungicidas y bioplaguicidas,que son más responsables con el medioambiente.
“En alimentos y cosmética se aprovechan los bioactivos o ingredientes naturales que tengan plantas o microorganismos para incorporarlos en los alimentos, que se convierten en funcionales, medicinales o fortificados con omega 3, 6, 9, los cuales ayudan al cuidado del cuerpo o sirven para la prevención de ataques cardíacos o diabetes.


En el campo de la cosmética también hay avances relevantes, ya que "se evita la denominada cosmética-química y se empieza a hablar de una natural, de biocosmético o incluso de cosmecéutica”, explicó Betancur. Esto porque en estos temas lo más importante es la clase ingredientes utilizados. Vale recordar que estas industrias tradicionales llevan más de 70 años trabajando con química sintética, y ahora lo que se busca es que ciertos químicos se sustituyan por unos naturales.


Ejemplos claros de la aplicación de la biotecnología se encuentran en empresas como Colorganics, Kahai y 3Biomat, que, desde diferentes sectores económicos, trabajan e innovan bajo este concepto.


Colorganics es una de las compañías colombianas que le han apostado a ser proveedoras de colores naturales para la industria, alimentos, cosméticos y farmacéutica. Para ello impulsa la cultura del consumo de productos que protejan la salud, siempre bajo un concepto de sostenibilidad.


Y es tan claro su objetivo que construirá la primera planta en el país de extracción de achiote, producto del que se extractan los tonos amarillos. Los directivos de la empresa se han trazado el objetivo de convertirse en generadora de todos los insumos naturales para fabricar los colorantes que en la actualidad se importan.

Kahai, por su parte, es la empresa responsable de que el aceite y la harina que se extraen de la nuez (la cual se cosecha en el Amazonas y la Orinoquia) para elaborar biocosméticos se exporten a los Estados Unidos, Europa y Asia, lo que la ha posicionado como la primera organización del país en industrializar la semilla.


La industrialización de la nuez comenzó hace siete años, desde cuando se extrae el aceite que luego se comenzó a exportar como ingrediente cosmético anti-edad y como producto terminado que se puede usar en la piel y cabello por su rápida absorción, además de tener beneficios regenerativos.


Innovación
Otra de las innovaciones bío que se han desarrollado en el país se trata del uso de dispositivos médicos elaborados con partes de los porcinos en la regeneración de tejidos blandos y duros de la población. En esa propuesta de biotecnología ha venido trabajando 3Biomat desde hace siete años, con el propósito de ayudar a los colombianos a resolver sus deficiencias en salud.


Así idearon cómo adquirir tejidos de porcinos que se importan de Estados Unidos para usar en la reconstrucción de huesos y piel de recién nacidos, jóvenes y personas de la tercera edad. A la fecha, unos 18.000 pacientes se han beneficiado de esta biotecnología en el país.


Avance en empresas, investigadores y conocimiento
Para Claudia Marcela Betancur, directora ejecutiva de Biointropic, la biotecnología también es la alternativa que garantizará la preservación de la calidad del agua, la salud pública y la seguridad alimentaria y energética. Todo esto, con el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, con lo que se pretende contribuir con la mitigación del cambio climático.


Destacó que el país ya dispone de un inventario de más 50.800 especies naturales entre plantas, animales, hongos y líquenes, y que ya empieza a haber comunidad científica.
Se encontró que hay más de 460 grupos de investigación especializados en biotecnología en el país, y si se habla de ciencias de la vida hay más de 1.400, lo que indica que hay mucha gente que está detrás de estos temas, por lo que también comenzaron a explorar las empresas de los diversos sectores que estaban trabajando en bío, y ese inventario ya va en 180.

Noticia tomada de: El Tiempo.